¿Cómo hacer que los niños coman bien en un restaurante?

Uno de los retos que los padres enfrentan en la alimentación de sus niños, es lograr que coman bien cuando salen a algún restaurante. Existen muchos de éstos que incluyen menús propios para los más pequeños, pero lamentablemente se tratan de los más dañinos, ya que generalmente incluyen papas fritas, pollo frito o hamburguesas. Para evitar estas situaciones y ayudar a la buena nutrición de tus hijos hemos creado la presente guía que te entrega algunos tips para que tus niños coman saludable en estas situaciones.

1.- Conoce el lugar
Aunque siempre es muy tentador conocer un nuevo lugar o entrar al primero que encontramos en el camino, cuando se trata de llevar a los niñ@s, es mejor conocer muy bien el lugar. Así nos aseguraremos con anticipación de si tienen sillas altas, si cuentan con un menú para niños, el tamaño y espacio entre las mesas, área de no fumadores, los horarios más concurridos, el tiempo de espera, etc.

2.- Ordena su comida primero
Usualmente los bebés y niños pequeños toman su comida no muy caliente, pero muchos restaurantes tienen una política de servir su comida a una temperatura alta. Para evitar el estrés de la espera a que se enfríe un poco, es mejor ordenar la comida de los pequeños junto con los primeros platos o incluso, junto con nuestras bebidas. Así, entre más temprano se sirva, más tiempo habrá para que se enfríe a la temperatura adecuada para ellos.

3.- Considera un horario alejado de las horas pick
Cuando llevas un niño a un restaurante o lugar de comida rápida, necesitarás espacio y, sin duda, tener una mayor atención. Por eso, es recomendable intentar que esa comida se realice antes o después de las horas pick del lugar. En el caso de que desees hacerlo en dichas horas, es preferible hacer una reservación para evitar la espera.

Esta medida además, permitirá que tu pequeño tenga menos distracciones, permitiéndole así poder concentrarse en disfrutar de sus alimentos. Además, ningún miembro de la familia (incluidos los niños) perderán la paciencia antes de comer.

4.- Asegúrate de que la comida sea de su agrado
Sin duda, mucho se agradece que los restaurantes tengan un menú especial para niños, sin embargo, si lo que queremos es que nuestros pequeños coman bien, es necesario que nos aseguremos que en dicho menú se incluyan alimentos e ingredientes que nuestros niños disfruten. Así mantendremos su interés y evitaremos que su comida se convierta en un desperdicio.

5.- No tengas miedo a improvisar
Usualmente, los menús para niños que se ofrecen en la mayoría de los restaurantes incluyen: nuggets, papas fritas, sándwiches, hamburguesas y pizza. Sin embargo, no tengas miedo de pedir para ellos algo diferente que eduque su paladar o que sea más saludable, como por ejemplo: un plato de queso fresco o jamón con verduras, papas cocidas en vez de papas fritas, hummus con apio y zanahorias, y jugos naturales en vez de bebidas gaseosas.

Fuente: 5 al día México

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *