Entradas

Minsal evalúa implementar “tarjeta verde” para que familias vulnerables accedan a frutas y verduras

tarjeta verde

Actualmente el 74% de la población chilena mayor de 15 años tiene sobrepeso u obesidad, una situación que preocupa a las autoridades por las consecuencias que ello tiene en la salud de las personas con la aparición de otras enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión y cardiovasculares.

En esa lógica, el Ministerio de Salud está evaluando la implementación de una tarjeta verde “para promover un mayor acceso a frutas y verduras en familias vulnerables”, según adelantó Daniela Godoy, jefa de la División de Políticas Públicas (Dipol), de la cartera sanitaria, en el marco del Coloquio “Tratamiento Obesidad ¿Fármacos o Cambio de Hábitos?”, organizado por el Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS) y la carrera de Nutrición y Dietética de la U. San Sebastián.

La profesional aclaró que es una medida que está en desarrollo y que todavía tiene que pasar varios etapas antes de materializarse, pero el objetivo señaló es ayudar a la población más vulnerable a acceder a alimentos saludables que a veces son más caros.

La evidencia muestra que hay población que no accede porque alimentarse saludablemente cuesta un 20% más. Entonces queremos facilitar la compra de estos alimentos en almacenes de barrio, pero estamos esperando que la Dirección de Presupuestos apruebe los recursos”, dijo Godoy.

La autoridad añadió que también están trabajando en el objetivo sanitario de disminuir en 10% la obesidad de menores de seis años, por medio de la reformulación del Programa Vida Sana en la Atención Primaria de Salud.

Agregó que otra de las medidas es impulsar los “Sellos Vivir Sano”, que consiste en entregar un reconocimiento e incentivos a aquellos establecimientos educacionales y comunitarios, lugares de trabajo, que implementen buenas prácticas para reducir la obesidad.

En tanto, el ex jefe de la Dipol y actual académico del Centro de Políticas Públicas de la U. de Santiago, Tito Pizarro, indicó que para la efectividad de las políticas de reducción de la obesidad y el sobrepeso, se necesita modificar los entornos alimentarios, a través de productos que tengan menos componentes críticos, en las escuelas protegiendo la alimentación saludable de los menores, y en la sociedad dejando de concebir al alimento como una respuesta al estrés o la angustia.

“El abordaje del componente social y psicológico de las personas es fundamental, puesto que esta enfermedad que no puede ser enfrentada sólo desde el punto de vista de la salud pública”, dijo Pizarro.

Fuente: Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS)

Curso Gratuito: Salud Escolar y Prevención de la Obesidad

El 17 de abril inicia un curso online gratuito y abierto liderado por INTA y la plataforma de educación EduAbierta. Promoción de la Salud y Prevención de la Obesidad en Jardines Infantiles y Escuelas, es el nombre completo de este MOOC (Masive Open Online Course). 

La obesidad es el principal problema de salud pública en el mundo y América Latina, en especial la obesidad infantil, influida en gran medida por la alimentación inadecuada y el sedentarismo. Se trata de un problema complejo y multicausal, afectado por condiciones socio-culturales y ambientales entre otras causas; que requiere estrategias a todo nivel con un compromiso decidido de los gobiernos y de los diferentes actores de la sociedad, entre los cuales están los Establecimientos de Educación.

Lamentablemente Chile ocupa el quinto lugar en el mundo en sobrepeso y obesidad infantil. Problema que también está siendo alarmante en otros países de la Región AL y que en nuestro país ha llevado a las autoridades y comunidades a analizar críticamente la situación y formular estrategias de acción. Es así como, basados en la experiencia y las nuevas evidencias, se han adoptado medidas y programas intersectoriales con especial atención en el sistema educacional a fin de frenar el daño y promover la salud y calidad de vida desde las edades más tempranas.

Para enfrentar esta situación se requiere políticas públicas de prevención de la obesidad y promoción de la salud, de carácter intersectorial y con participación de los diferentes actores de la sociedad, entre los cuales los Establecimientos de Educación Pre-escolar y Escolar tienen responsabilidad no solo en términos educativos sino que porque los niños y niñas se alimentan ahí.

Las políticas de salud (MINSAL: Ley de Etiquetado, Política de Alimentación y Nutrición y de Promoción de Salud), las políticas de educación (JUNAEB, PAE y Programa Contrapeso) y de Deportes (Política Nacional) entre otras, conscientes del alarmante aumento de daño, formulan nuevas estrategias y metas para reducir la prevalencia de obesidad y los estilos de vida poco saludables. Entre otras, cabe mencionar la Estrategia de Escuelas Saludables o Promotoras de la Salud, experiencias que han priorizado la alimentación saludable y actividad física, con importantes avances en el proceso pero escasos resultados de impacto sostenible, dada la grave magnitud del problema de sobrepeso y obesidad.

DIRIGIDO A: 

Interesados en la salud y calidad de vida de los estudiantes de educación parvularia, básica y media del país y de América Latina. En especial está dirigido a todos los integrantes de la comunidad educativa (escolares, profesores, asistentes, directivos, padres, apoderados, organizaciones escolares), a los proveedores de servicios (casinos, kioscos, gimnasios y otros) relacionados con alimentación, actividad física y salud de los estudiantes, y a los funcionarios de gobiernos locales y nacionales que trabajan en el tema.

Inicio de clases:  Abril 17, 2018

Término de clases:  May 18, 2018

Costo de matrículaGratis

Para más información acerca del curso e inscripción clic aquí