Entradas

Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios

HAGÁMONOS CARGO DE LAS DOS PANDEMIAS

El pasado 9 de junio, se desarrolló el Seminario Web “Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios: Enfrentando el Covid-19 y la obesidad en contextos de inseguridad alimentaria”, un evento en que se trataron temas relacionados con el sobrepeso, la obesidad y el Covid-19.

En la cita, se manifestó que nivel nacional, el sedentarismo, la ansiedad y el consumo de alimentos poco saludables, altos en calorías, azúcar y grasas saturadas, son factores que han tenido efecto en el aumento de peso de la población. Asimismo, los espacios reducidos en el hogar, la disminución de actividades presenciales y poco acceso a frutas y verduras, han contribuido al aumento de malnutrición por exceso.

Como agravante a esta situación, un paciente obeso tiene un estado de inflamación crónica, lo que aumenta las probabilidades de hospitalización, ventilación mecánica y una mayor posibilidad de muerte por Covid-19. Es más, una persona obesa puede enfermar más fácilmente y puede contagiar más a otros de Coronavirus.

Durante su exposición, el Doctor Fernando Vio, Presidente de la Corporación 5 al Día Chile, comentó la transición epidemiológica de Chile y su relación con la pandemia. Según el experto: “Durante esta pandemia ha aumentado el sedentarismo y el consumo de alimentos no saludables, lo cual provoca un aumento de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT)”. El doctor recomendó que para combatir dicho efecto: “Debemos adoptar una alimentación saludable y variada, es así como el consumo de frutas y verduras, hoy más que nunca, se transforma en un factor clave para enfrentar la pandemia de Covid y la de obesidad”.

Lamentablemente, pizzas, galletas, bebidas azucaradas y otros alimentos ultra-procesados han aumentado su consumo en tiempos de pandemia en Chile. Es tanto así, que 3 de cada 10 niños de prekínder, kínder y primero básico, presentan hoy obesidad.

Es por todo esto que fomentar una cultura del movimiento, educación física diaria en los hogares y colegios (cuando sea posible), se ve como una estrategia para mejorar el estado nutricional de niños, niñas y adolescentes. Además, en un futuro cercano, promover ciudades amigables con la vida al aire libre y que permitan un traslado activo por parte de las personas, como viajes en bicicletas a través de ciclo-vías, son una forma de estimular a la población a realizar actividad física.

En la ocasión, se destacaron también programas educativos como Kiosko Verde de la Comuna de Pedro Aguirre Cerda, que tienen gran importancia en la promoción del consumo y el acceso a frutas y verduras, en niños y niñas y sus familias.

A modo de conclusión, se reafirmó el importante rol que juega la alimentación saludable, sobre la base de frutas y verduras, además de la realización de actividad física periódicamente, para poner atajo a las dos pandemias, la de Coronavirus y de obesidad, en nuestra población.

Lo mejor de todo es que si no pudiste inscribirte, ahora, tienes la posibilidad de verlo aquí

Mapa Nutricional Junaeb: OBESIDAD, LA OTRA PANDEMIA QUE NOS DEJÓ EL 2020

El Mapa Nutricional Junaeb es una medición realizada anualmente por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, y este 2020 más de ocho mil establecimientos educacionales participaron en ella. Ésta establece los perfiles nutricionales de niños, niñas y jóvenes pertenecientes a prekínder, kínder, 1° básico, 5° básico y 1° medio, del sistema público.

El informe de este año de pandemia, arrojó muy malos indicadores: más de la mitad de los estudiantes evaluados presenta sobrepeso u obesidad y, dentro de este grupo, la obesidad severa tiene una prevalencia de 7,6%.

Los más afectados fueron los niños y niñas de prekínder, kínder y 1ª básico, ubicando a los primeros cursos de la población escolar en el grupo de peor situación nutricional. En estos cursos, 4 de cada 10 niños con obesidad tienen obesidad severa. Y en todos los cursos, las niñas tienen menor prevalencia de obesidad total que los niños, donde más de 1 de cada 3 presenta algún tipo de obesidad (35%); cifra que, junto con una prevalencia de peso normal de apenas el 26,8%, son muy preocupantes.

El Director Nacional de la Junaeb, Jaime Tohá, comentó que “vemos una relación muy directa entre vulnerabilidad y obesidad, lo que significa un complejo círculo vicioso pues puede generar consecuencias a la salud, educación, autoestima e ingresos de esas familias en el mediano y largo plazo”.

Por eso, “estamos trabajando en medidas urgentes que buscan impactar positivamente en la nutrición de nuestros escolares, como por ejemplo, la disminución del consumo de pan y aumento de fruta y huevos al desayuno, a partir de este año, en el Programa de Alimentación Escolar, además de continuar incorporando mayores estándares de calidad en los menú, a través de platos más atractivos, con mayor frecuencia de productos del mar, productos integrales y legumbres”, enfatizó.

Para la Secretaria Ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy, “la pandemia ha impactado a los niños, niñas y adolescentes, quienes han disminuido sus posibilidades de tener espacio para hacer deporte o hacer actividad física, por ejemplo. Además, las familias han cambiado sus hábitos de alimentación y en algunos casos se ha aumentado el consumo de alimentos ultraprocesados o que no son saludables”.

Además, el Mapa Nutricional de Junaeb 2020 detectó que nuevamente las comunas del Gran Santiago más vulnerables son las que presentan las mayores prevalencias de obesidad. Los estudiantes del 1er quintil del Índice de Vulnerabilidad Escolar (IVE) tienen un 44% más de probabilidades de tener obesidad que estudiantes de comunas del 5to quintil, y los estudiantes del 5to quintil tienen un 22% más de probabilidades de tener peso normal que los estudiantes de comunas del 1er quintil.

Estas alarmantes cifras son un aliciente para seguir en la senda del trabajo intersectorial implementado por Junaeb, seguir trabajando en el fortalecimiento del Programa de Alimentación Escolar, además de programas como “Contrapeso”, que continuará su política de luchar contra la obesidad infantil y el Piloto de Obesidad, que servirá como servicio integral de atención en malnutrición.

Además de todos estos esfuerzos de entidades públicas y privadas, hay algo que en cada hogar y cada familia podemos hacer para revertir este terrible efecto que nos deja la pandemia. Se trata de generar o refrescar, hábitos saludables que deben ser inculcados desde pequeños en nuestros niños, niñas y adolescentes. Apoyémoslos y motivémoslos, como padres, abuelos o tíos, a que incluyan en su dieta diaria 5 porciones de frutas y verduras. Si logramos inculcar este hábito en su mente, habremos hecho un gran aporte para cambiar la triste realidad a la que nos vemos enfrentados.

Al igual que para vencer la pandemia del Coronavirus, hoy está en nuestras manos y en nuestra conducta diaria, el vencer la pandemia de la obesidad.

Minsal evalúa implementar “tarjeta verde” para que familias vulnerables accedan a frutas y verduras

tarjeta verde

Actualmente el 74% de la población chilena mayor de 15 años tiene sobrepeso u obesidad, una situación que preocupa a las autoridades por las consecuencias que ello tiene en la salud de las personas con la aparición de otras enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión y cardiovasculares.

En esa lógica, el Ministerio de Salud está evaluando la implementación de una tarjeta verde “para promover un mayor acceso a frutas y verduras en familias vulnerables”, según adelantó Daniela Godoy, jefa de la División de Políticas Públicas (Dipol), de la cartera sanitaria, en el marco del Coloquio “Tratamiento Obesidad ¿Fármacos o Cambio de Hábitos?”, organizado por el Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS) y la carrera de Nutrición y Dietética de la U. San Sebastián.

La profesional aclaró que es una medida que está en desarrollo y que todavía tiene que pasar varios etapas antes de materializarse, pero el objetivo señaló es ayudar a la población más vulnerable a acceder a alimentos saludables que a veces son más caros.

La evidencia muestra que hay población que no accede porque alimentarse saludablemente cuesta un 20% más. Entonces queremos facilitar la compra de estos alimentos en almacenes de barrio, pero estamos esperando que la Dirección de Presupuestos apruebe los recursos”, dijo Godoy.

La autoridad añadió que también están trabajando en el objetivo sanitario de disminuir en 10% la obesidad de menores de seis años, por medio de la reformulación del Programa Vida Sana en la Atención Primaria de Salud.

Agregó que otra de las medidas es impulsar los “Sellos Vivir Sano”, que consiste en entregar un reconocimiento e incentivos a aquellos establecimientos educacionales y comunitarios, lugares de trabajo, que implementen buenas prácticas para reducir la obesidad.

En tanto, el ex jefe de la Dipol y actual académico del Centro de Políticas Públicas de la U. de Santiago, Tito Pizarro, indicó que para la efectividad de las políticas de reducción de la obesidad y el sobrepeso, se necesita modificar los entornos alimentarios, a través de productos que tengan menos componentes críticos, en las escuelas protegiendo la alimentación saludable de los menores, y en la sociedad dejando de concebir al alimento como una respuesta al estrés o la angustia.

“El abordaje del componente social y psicológico de las personas es fundamental, puesto que esta enfermedad que no puede ser enfrentada sólo desde el punto de vista de la salud pública”, dijo Pizarro.

Fuente: Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS)

Curso Gratuito: Salud Escolar y Prevención de la Obesidad

El 17 de abril inicia un curso online gratuito y abierto liderado por INTA y la plataforma de educación EduAbierta. Promoción de la Salud y Prevención de la Obesidad en Jardines Infantiles y Escuelas, es el nombre completo de este MOOC (Masive Open Online Course). 

La obesidad es el principal problema de salud pública en el mundo y América Latina, en especial la obesidad infantil, influida en gran medida por la alimentación inadecuada y el sedentarismo. Se trata de un problema complejo y multicausal, afectado por condiciones socio-culturales y ambientales entre otras causas; que requiere estrategias a todo nivel con un compromiso decidido de los gobiernos y de los diferentes actores de la sociedad, entre los cuales están los Establecimientos de Educación.

Lamentablemente Chile ocupa el quinto lugar en el mundo en sobrepeso y obesidad infantil. Problema que también está siendo alarmante en otros países de la Región AL y que en nuestro país ha llevado a las autoridades y comunidades a analizar críticamente la situación y formular estrategias de acción. Es así como, basados en la experiencia y las nuevas evidencias, se han adoptado medidas y programas intersectoriales con especial atención en el sistema educacional a fin de frenar el daño y promover la salud y calidad de vida desde las edades más tempranas.

Para enfrentar esta situación se requiere políticas públicas de prevención de la obesidad y promoción de la salud, de carácter intersectorial y con participación de los diferentes actores de la sociedad, entre los cuales los Establecimientos de Educación Pre-escolar y Escolar tienen responsabilidad no solo en términos educativos sino que porque los niños y niñas se alimentan ahí.

Las políticas de salud (MINSAL: Ley de Etiquetado, Política de Alimentación y Nutrición y de Promoción de Salud), las políticas de educación (JUNAEB, PAE y Programa Contrapeso) y de Deportes (Política Nacional) entre otras, conscientes del alarmante aumento de daño, formulan nuevas estrategias y metas para reducir la prevalencia de obesidad y los estilos de vida poco saludables. Entre otras, cabe mencionar la Estrategia de Escuelas Saludables o Promotoras de la Salud, experiencias que han priorizado la alimentación saludable y actividad física, con importantes avances en el proceso pero escasos resultados de impacto sostenible, dada la grave magnitud del problema de sobrepeso y obesidad.

DIRIGIDO A: 

Interesados en la salud y calidad de vida de los estudiantes de educación parvularia, básica y media del país y de América Latina. En especial está dirigido a todos los integrantes de la comunidad educativa (escolares, profesores, asistentes, directivos, padres, apoderados, organizaciones escolares), a los proveedores de servicios (casinos, kioscos, gimnasios y otros) relacionados con alimentación, actividad física y salud de los estudiantes, y a los funcionarios de gobiernos locales y nacionales que trabajan en el tema.

Inicio de clases:  Abril 17, 2018

Término de clases:  May 18, 2018

Costo de matrículaGratis

Para más información acerca del curso e inscripción clic aquí