Entradas

Frutas y verduras: ¿Frescas o congeladas?

La mayoría de los consumidores creen que los productos frescos son más altos en calidad nutricional que los productos congelados. Una nueva investigación muestra que, dependiendo de las prácticas de almacenamiento en el hogar y el tiempo, esta percepción no siempre es precisa.

A pesar de querer comer productos frescos, muchas personas sienten que son difíciles de almacenar y pueden echarse a perder rápidamente. Algunos incluso pueden evitar comprar productos frescos por esta razón, señalando que “las frutas y vegetales se deterioran rápidamente y no los voy a comprar así”. La buena noticia es que comprar productos congelados puede ser nutritivo y conveniente.

Una investigación de la Universidad de Georgia demostró que las frutas y verduras congeladas son comparables nutricionalmente a los productos frescos. El estudio se llevó a cabo durante dos años e incluyó tres métodos de almacenamiento: fresco, refrigerado y congelado. La vitamina C, el betacaroteno (vitamina B) y el folato se compararon en cada producto para cada uno de los métodos de almacenamiento.

Los resultados demostraron que, en general, no hubo diferencias significativas en el valor nutricional de los productos frescos frente a los congelados. Los productos congelados se envasan con la madurez máxima, a diferencia de los productos frescos, que se recolectan con frecuencia antes de la maduración máxima, se empaquetan, almacenan, transportan y luego se almacenan nuevamente.

Los productos congelados pueden ofrecer un gran valor nutricional y una vida útil más larga que los productos frescos o refrigerados.

Fuente: fruitsandveggiesmorematters.org