Entradas

Estudio Ingesta de Frutas y Verduras vs. Mortalidad

Ingesta de Frutas y Verduras y Mortalidad

Wang D y cols. Circulation. 2021; 143

En este artículo, los autores presentan los resultados de dos estudios de cohorte, donde siguieron por 30 años a más de 100.000 personas entre mujeres y hombres sanos, evaluando la dieta con un cuestionario de frecuencia de consumo. Además realizaron un metanálisis para evaluar la dosis respuesta, entre consumo y efectos en la salud, específicamente en mortalidad, considerando 26 estudios de cohorte en total.

Durante el periodo de seguimiento se produjeron 33.898 muertes. Los autores observaron una asociación inversa entre el consumo de frutas y verduras con la mortalidad total y por causas específicas atribuibles al cáncer, enfermedades crónicas no transmisibles y enfermedades respiratorias.

El consumo de 5 porciones frutas y verduras al día, se asoció con una mortalidad más baja y la ingesta sobre esa cantidad no se asoció con una reducción adicional del riesgo de morir, al comparar con las personas que consumían sólo 2 porciones al día. Para esto se contrastan las tasas de mortalidad total y por las distintas causas, entre las personas que logran consumir 5 porciones al día de frutas y verduras y las que no lo hacen. De esta forma la ingesta de 5 porciones de frutas y verduras al día, se asoció con cocientes de riesgo (IC del 95%) de 0,87 (0,85-0,90), esto quiere decir que la probabilidad de morir en el grupo de personas que consumían 5 porciones es el 87% de la probabilidad de morir para el grupo que no consume la cantidad recomendada.

También se analizó para la mortalidad por Enfermedades cardiovasculares resultando en 0,88 (0,83-0,94), mortalidad por cáncer en 0,90 (0,86-0,95) y mortalidad por enfermedades respiratorias en 0,65 (0,59– 0,72).

El metanálisis dosis-respuesta arrojó resultados similares (cociente de riesgo resumido de mortalidad para 5 porciones / día = 0,87 [IC del 95%, 0,85 a 0,88]). Las ingestas más altas de frutas y verduras se asociaron con una menor mortalidad. Es importante recordar que no se consideran las arvejas, choclo, papas y jugos de frutas, estos alimentos no se asociaron con la mortalidad total y por causas específicas.

En resumen, una mayor ingesta de frutas y verduras se asoció con una menor mortalidad y esa reducción del riesgo se estabilizó en las 5 porciones de frutas y verduras por día. Estos resultados respaldan la actual recomendación internacional de consumo de al menos 5 porciones diarias de frutas y verduras.

Leer el artículo original

Frutas y verduras: ¿Frescas o congeladas?

La mayoría de los consumidores creen que los productos frescos son más altos en calidad nutricional que los productos congelados. Una nueva investigación muestra que, dependiendo de las prácticas de almacenamiento en el hogar y el tiempo, esta percepción no siempre es precisa.

A pesar de querer comer productos frescos, muchas personas sienten que son difíciles de almacenar y pueden echarse a perder rápidamente. Algunos incluso pueden evitar comprar productos frescos por esta razón, señalando que “las frutas y vegetales se deterioran rápidamente y no los voy a comprar así”. La buena noticia es que comprar productos congelados puede ser nutritivo y conveniente.

Una investigación de la Universidad de Georgia demostró que las frutas y verduras congeladas son comparables nutricionalmente a los productos frescos. El estudio se llevó a cabo durante dos años e incluyó tres métodos de almacenamiento: fresco, refrigerado y congelado. La vitamina C, el betacaroteno (vitamina B) y el folato se compararon en cada producto para cada uno de los métodos de almacenamiento.

Los resultados demostraron que, en general, no hubo diferencias significativas en el valor nutricional de los productos frescos frente a los congelados. Los productos congelados se envasan con la madurez máxima, a diferencia de los productos frescos, que se recolectan con frecuencia antes de la maduración máxima, se empaquetan, almacenan, transportan y luego se almacenan nuevamente.

Los productos congelados pueden ofrecer un gran valor nutricional y una vida útil más larga que los productos frescos o refrigerados.

Fuente: fruitsandveggiesmorematters.org