Frutas y verduras, siempre bien lavadas

,

Durante el proceso de cosecha y poscosecha, las frutas y verduras están expuestas a diferentes bacterias, virus y parásitos, procedentes de diferentes fuentes como el suelo, abono, agua de riego, transporte, recolección, mal lavado y almacenamiento.

A partir de estas fuentes, las frutas y verduras se pueden contaminar de bacterias como E. Coli, Salmonella, Shigella, Campylobacter, S. Aureus, entre otros, además de virus, como el cólera, y parásitos. Todas estas bacterias pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos al ser humano, como malestar gastrointestinal (dolor de estómago, náuseas, diarrea, vómitos, etc.).

Como consumidores finales, no podemos manejar todos los procesos que ocurren previo a la llegada de las frutas y verduras a nuestra mesa, pero sí podemos controlar todo lo que ocurre desde ese momento en adelante.

Es aquí donde radica la importancia del lavado de frutas y verduras, ya que en la cáscara es donde se encuentra la mayoría de las bacterias, virus y parásitos, los que pueden pasar a la pulpa de la fruta o de la verdura, lo que podría llegar a causar las enfermedades, en especial si las frutas y verduras serán consumidas de manera cruda.

A modo general, el proceso de lavado de frutas y verduras es el siguiente:
1- Lavar la fruta directamente debajo del chorro de agua, por al menos 20-30 segundos, frotándolas con las manos o un cepillo, de manera constante.
2- Luego, se deben enjuagar, revisando que no queden restos de suciedad o insectos, ya que estos son indicadores de que el lavado fue realizado con la energía y por el tiempo necesario.
3- Finalmente, deben secarse, con un trozo de papel, toalla o paño de cocina limpio, teniendo especial cuidado que no queden húmedas, en especial, cuando serán guardadas y no serán consumidas inmediatamente, porque la humedad puede ser un ambiente propicio para el desarrollo de bacterias y parásitos.

Además, es importante destacar que es necesario tener las manos limpias previo al lavado de las frutas y verduras, ya que en estas también puede encontrarse bacterias, virus y parásitos que pueden contaminarlas. Por lo tanto, es necesario un lavado previo de manos, con agua y jabón por al menos 30 segundos.

En los próximos días, compartiremos cómo sería el lavado y desinfección de frutas y verduras según las características físicas de estas. ¡Así que quédense muy atentos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.